Pages

martes, 21 de agosto de 2012

Wämper Triathon 2012

Hacía tiempo que no escribía una entrada, pero creo que la ocasión lo vale, y es que este Agosto decidí combinar mis vacaciones con mi afición de toda la vida, competir (aunque ahora no pueda ser en Pentatlon). ¿Vale la pena pegarse 12 horas de viaje en coche para correr en Weiswampach, Luxemburgo? Pues os podría decir que sí, una competición en un paraje único, no masificada, bien organizada y dura de cojones, todo por 30 míseros euros que hay que pagar en efectivo en el lugar, es decir, si finalmente no podéis ir, no perdéis nada.

El formato era muy atractivo para el público y los atletas, 2 vueltas nadando, 4 en ciclismo y 3 corriendo.  La natación era en un lago, donde se puede pasar el día como si de la playa se tratara, pero en vez de arena, césped impecable. El trazado estaba perfectamente trazado por una serie de boyas que formaban un rombo en medio del lago, y la salida era muy ancha. Se empezaba dentro del agua, sin las típicas chapuzas con gente adelantada pues los jueces consiguieron ponernos a todos en linea antes de empezar, cosa que me sorprendió.



Después de unos primeros 400 metros de infarto, llegué a la primera boya y me puse a pies de un grupo de 4 o 5 triatletas, con el que llegué a tierra en la posición 21, con un tiempo de 21:40, donde para mi sorpresa, un voluntario me ayudó a salir del agua. Me quedé francamente satisfecho con el resultado y con las sensaciones en este segmento, después de haberme centrado especialmente en él estas últimas semanas.


Después de una buena transición, ya estaba rodando en el circuito, que me daba mucho respeto después de haber visto el perfil. Antes de empezar ya sabía que aguantar el grupo sería el éxito del día.  Para empezar el circuito empezaba con una buena rampa de unos 800 metros al 10%, la mayor parte del público se colocaba en esa zona, y es que para subir tal pared, unos buenos ánimos se agradecen. 



 Después la cosa no aflojaba, pues se pasaba continuamente de llanos a rampas cortas para llegar al punto de inicio con una fuerte bajada que no te permitía apenas coger aire para volver la pared inicial otra vez.  Aguanté sufriendo las dos primeras vueltas, pero en la tercera nos atrapó un grupo por detrás y el ritmo que impusieron fue brutal.


La cuarta vez que encaraba la rampa inicial mis fuerzas flaquearon y me dejé ir, totalmente pinchado, os pondré los parciales de todas las vueltas para que veais mi petada: 17:13 - 17:28 - 16:30 - 21:24
Ni me quise tomar mi gel de lo removido que tenía mi estómago por el esfuerzo, así que me planté con el parcial 38 en la T2, queriendo abandonar incluso, en un tiempo total de 1:12:37.

La carrera a pie no se avecinaba feliz, y es que los 34º, junto con un circuito con contínuas subidas y bajadas, en medio del bosque, alternado con césped era más que duro. Por suerte esta lleno de abituallamientos con agua y esponjas, duchas y gente animando. Me lo tomé con mucha calma al inicio, caminando incluso en los avituallamientos de la primera vuelta para hidratarme bien, esperaba encontrarme mejor poco a poco y así fue.


En la tercera vuelta ya me pude poner a un ritmo bastante decente, se empezaba con una larga subida de asfalto, y allí me encontré a varios miembros de mi grupo de ciclismo CAMINANDO, eso te daba bastante moral después de la humillación en el segmento anterior. Hice los 10km en 45:10 (16:36 - 14:48 - 13:45), el 34º mejor parcial.



Finalmente llegué a meta en la posición 25, totalmente vacio, con un tiempo de 2:20:13. A pesar de que no gustan los triatlones en que empiezas a correr totalmente muerto, me fui bastante contento con la experiencia, con ganas de repetir de nuevo si puedo.


2 comentarios:

  1. No vegis nen no pares quiet heee!! jaajja

    ResponderEliminar
  2. Uff Xenia, casi ploro quan vaig començar a correr, putus guiris T_T

    ResponderEliminar